23 octubre 2011

TÁCTIL

Alza la mano

para oír como cruje

el vacío del tacto




 ©Isabel Expósito Morales

4 comentarios:

  1. Acabo de alzar la mano.
    Muy gráfico y sonoro, Isabel.
    Me gusta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es curioso pero, contrario a lo que dice mi poema, no hay vacío en este espacio invisible/virtual que nos une: hay manos esperando, como las tuyas. Agradezco tu mano y tus palabras. Un abrazo, Juglar.

    ResponderEliminar
  3. Manos que se alzan para tocar nada: profunda soledad.

    ResponderEliminar
  4. Esa mano que se alza para asir algo ficticio, parece poderosa como lo eres tu, con las letras y las palabras

    ResponderEliminar

ÉRASE UN HABRÁ

Hubo una vez una vez en el bosque de sueños lunas luneras desperdigadas bajo la manta. Érase que se era un… mamá, cuéntame un cuento, ...