23 octubre 2011

TÁCTIL

Alza la mano

para oír como cruje

el vacío del tacto




 ©Isabel Expósito Morales

4 comentarios:

  1. Acabo de alzar la mano.
    Muy gráfico y sonoro, Isabel.
    Me gusta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es curioso pero, contrario a lo que dice mi poema, no hay vacío en este espacio invisible/virtual que nos une: hay manos esperando, como las tuyas. Agradezco tu mano y tus palabras. Un abrazo, Juglar.

    ResponderEliminar
  3. Manos que se alzan para tocar nada: profunda soledad.

    ResponderEliminar
  4. Esa mano que se alza para asir algo ficticio, parece poderosa como lo eres tu, con las letras y las palabras

    ResponderEliminar

ANTES DEL INVIERNO

Antes del  invierno había un lugar destinado a los geranios y a las risas, y en él se presentaba todo lo que venía sin ser llama...