12 mayo 2016

VOCES



      La voz que me trae   historias  de mi infancia, a veces viene a caballo y a galopes me invita a entrar a un mundo donde es posible correr sobre el mar o vagar por caminos donde la tierra habla.  Otras, huele a cilantro y me lleva de la mano, palabra adentro, al recetario del vivir, de la existencia.  Voz que era mil voces la de mi abuela: seda, piedra, barranco, hierba. Ondulante, punzante, oscura o nívea, ella sabía sacar de su inventario de voces interminables el ritmo, el tono, el color justo para mantenerme atada a su relato y hoy, a su recuerdo:  ay, mi compañerita, atenta que voy a contarte un cuento.





15 abril 2016

03 febrero 2016

INEXACTA




No hay parábola escondida
detrás de esta espesura
donde habita lo extraño.
Sólo hay hierba inexacta;
simiente que las horas,
poco a poco, desgajan.






ÉRASE UN HABRÁ

Hubo una vez una vez en el bosque de sueños lunas luneras desperdigadas bajo la manta. Érase que se era un… mamá, cuéntame un cuento, ...