28 octubre 2011

CÁRCEL

El mar no siempre es un camino;
es una cárcel,
cuando la isla que te habita gime sola
y nadie escucha
en un infinito miedo a la redonda.




De  Isla Absoluta, 2005
©Isabel Expósito Morales


3 comentarios:

  1. ¡Qué hermoso, Isabel!
    Me encantan tus versos.
    También El Hierro es mi refugio y mi debilidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Aislada, llena de miedo, el perfil de la soledad total nos entrega Isabel en este poema. ¡Qué hermoso! Joan

    ResponderEliminar
  3. ¿Cómo expresar mejor la soledad? ¿O es también esa fobia natural que se atribuye a los isleños?

    ResponderEliminar

ÉRASE UN HABRÁ

Hubo una vez una vez en el bosque de sueños lunas luneras desperdigadas bajo la manta. Érase que se era un… mamá, cuéntame un cuento, ...