18 enero 2013

COMO UNA BARCA




Como una barca,
silenciosamente obligada
a despedirse
o a dejarse llevar por las estelas,
yo
esparzo mis poemas
por el agua:
anclas son
de mis minutos 
trágicos,
mágicos,
líricos,
epícos,
densos o parcos.

Como una barca
voy,
como una barca siento,
como una barca...
a la deriva voy,
de la deriva vengo.




2 comentarios:

  1. Acabo de leer tu generoso comentario a mis versos y curiosamente me pasa igual con éstos que tanto me identifican.
    Voy esparciendo también los míos, unos con más acierto que otros, pero todos reflejan mis vivencias y sentimientos, al capricho del oleaje que empuja mi barca...
    Cariños varios y gracias, poeta.

    ResponderEliminar
  2. es muy reveladora esa idea de la barca, Isabel. Al menos espero que incluya remos, como las aves tienen alas (o algo así). Será porque soy más partidaria de tener a mano la ocasión de coger las riendas de mi destino (aunque sea como ilusión vana o esperanza). Un abrazo
    Por cierto, me encanta la musicalidad de este poema, me parece realmente buena. Bss

    ResponderEliminar

INMEDIATEZ

No sé qué contará la historia Tal vez no me interesa. Acudo, como todos, a lo móvil; la inmediatez de un absurdo  en oferta...