30 octubre 2011

HOJARASCA

Desde el hoy, el ayer 
es un jardín donde no crece nada
más que la tibia y persistente locura
de un poeta,
intentando descifrar los viejos códices
del tiempo y su hojarasca.




























©Isabel Expósito Morales

28 octubre 2011

CÁRCEL

El mar no siempre es un camino;
es una cárcel,
cuando la isla que te habita gime sola
y nadie escucha
en un infinito miedo a la redonda.




De  Isla Absoluta, 2005
©Isabel Expósito Morales


27 octubre 2011

INTEMPERIE

Los días ladraban en el fondo del patio,
querían entrar y no tenían dueño


: sólo un miedo liso a la intemperie,
a perderse
en el ámbito augural de las horas.














De  Isla Absoluta, 2005
©Isabel Expósito Morales

26 octubre 2011

LEGADO

Déjame aquella tarde dormida en la almohada
en el bies despojado de hastíos y estridencias
Déjame el labio trémulo donde trepó la vida
a devolverte enteras: la emoción y la sal

Que este sea el legado de los días que fueron
en las horas futuras que no sé si vendrán.







©Isabel Expósito Morales

23 octubre 2011

22 octubre 2011

ADIÓS

Hubiera bastado una mano goteando espacios,
un despliegue veraz de oídos presentes,
unas horas regaladas sin fugas hacia dentro.


Hubiera bastado sentarme a tu mesa,
llenar hojas en blanco con rituales absortos
de pasadas memorias.


Más lágrimas a dúo
como cascadas de abalorios confusos
hubieran bastado


unos pocos días, 
unas cuantas horas de más
                                    tocando a mi puerta


una última caricia
quizá hubiera bastado
tal vez hubiera sido suficiente


De  Poemas para el adiós, 1995     ©Isabel Expósito Morales

14 octubre 2011

NAVES

...desde el puerto de mi deshacer en el miedo
-mis ojos respirando de las cosas absolutas-
vuelvo de nuevo al amor en naves diferentes
para mover de sitio lo que no tiene cuerpo.



De  La labor de no estar   ©Isabel Expósito Morales

08 octubre 2011

ÉRASE UN HABRÁ

Hubo una vez una vez en el bosque de sueños lunas luneras desperdigadas bajo la manta. Érase que se era un… mamá, cuéntame un cuento, ...