10 septiembre 2012

LUNA



Luna que lame un árbol en el patio de esta noche

El perfil del paisaje se depone.
El silencio pasa a trotes.
Un perro ladra.

La luna asoma su soledad de golpe
y un gesto antiguo
otorga la gesta de una lágrima.

Única, resbala, se diluye:
una sonrisa silba y pasa.


2 comentarios:

  1. La imagen de la luna lamiendo un árbol en los patios de la noche, me enamoró, definitivamente.

    ResponderEliminar
  2. Qué precioso poema, diferente.
    Me ha llegado al alma esa soledad, el silencio... cuando uno se asoma de noche a mirar las estrellas y se encuentra con esa luna que nos mira.
    Besos

    ResponderEliminar

INMEDIATEZ

No sé qué contará la historia Tal vez no me interesa. Acudo, como todos, a lo móvil; la inmediatez de un absurdo  en oferta...