04 septiembre 2012

SABINA




Vive, respira
y declina
en el viento
reposados suspiros,
la sabina.

Dobla su aliento
sobre la visión del mar,
en columpios de bruma.

Mar y sabina:
duplicidad amada
de una isla absoluta.



3 comentarios:

  1. Un aplauso que me sale del alma.
    Acabo de pasar 5 días en esa isla única, un remanso de paz donde vuelvo, cada cierto tiempo, a encontrarme y restablecer los ánimos para seguir el camino.
    Un poema precioso que me cala hondo.
    Un abrazo cercano.

    ResponderEliminar
  2. Lato con cada uno de tus brevísimos latidos, poeta.

    ResponderEliminar
  3. perfecto! (aunque dicen que la perfección no existe pero nos vamos permitir esa licencia).
    Un abrazo Isabel.

    ResponderEliminar

ÉRASE UN HABRÁ

Hubo una vez una vez en el bosque de sueños lunas luneras desperdigadas bajo la manta. Érase que se era un… mamá, cuéntame un cuento, ...