27 noviembre 2011

AUSENCIA





Si navego en tu cauce
y mis aguas se abren
en la región amada
que lleva a tus instantes
es porque allí reinan tus manos
como inmortales pájaros
sin ausencias




1 comentario:

  1. Amor y entrega reflejas, con ternura, en estos versos.
    Dices mucho con pocas palabras.
    Hermoso y sentido poema.
    Un abrazo, Isabel.

    ResponderEliminar

ANTES DEL INVIERNO

Antes del  invierno había un lugar destinado a los geranios y a las risas, y en él se presentaba todo lo que venía sin ser llama...