07 julio 2012

ABIERTA





Aquí el amor libró batallas
y el odio hizo rondas
y el dolor rompió aguas.

Está abierta la casa
en dos tajos de luz
sobre la tarde


1 comentario:

  1. ¡Cuánto has dicho en tan poco! La verdad es que las casas abandonadas hablan más que cuando estaban habitadas. Enhorabuena por el poema.
    Un beso

    ResponderEliminar

ÉRASE UN HABRÁ

Hubo una vez una vez en el bosque de sueños lunas luneras desperdigadas bajo la manta. Érase que se era un… mamá, cuéntame un cuento, ...