01 marzo 2012

INCENDIO


Por aquí pasó el fuego.
 Aún palpo la textura de su magma.
Saboreo el aliento de su llama en mis sueños.
Y entre versos observo
el rastro de sus brazos sobre el agua.
Mientras huelo el dulce vaho del rescoldo,
presiento sus cenizas cercanas
batiendo en mis oídos el sonido de pira de sus alas,
hurgando en estos seis sentidos que me nombran
-inútilmente-
como si aún fuera mío aquel incendio

3 comentarios:

  1. Hoy va usted de pirómana??

    ResponderEliminar
  2. Sentimientos de piromanía bellamente expresados, pero ojalá que el placer se instale sólo en lo literario
    Un abrazo y besos

    ResponderEliminar
  3. Otro abrazo para ti, Isabel. Tus palabras animan que es un gusto.

    ResponderEliminar

ÉRASE UN HABRÁ

Hubo una vez una vez en el bosque de sueños lunas luneras desperdigadas bajo la manta. Érase que se era un… mamá, cuéntame un cuento, ...