11 marzo 2014

MORADA

                      



                  Cruzó distante la morada de un beso
                    –humedad rebuscada en una lágrima –

                   Huyó dejando la estela digital
                   que hizo caminos en su lengua.
                   Estuvo aquí, no cabe duda

                   : aún gotea
                      la ausencia su luto moribundo    



            

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ÉRASE UN HABRÁ

Hubo una vez una vez en el bosque de sueños lunas luneras desperdigadas bajo la manta. Érase que se era un… mamá, cuéntame un cuento, ...