22 marzo 2013

CALMA





El mar abre su boca
y me dice al oído
el aire limpio
y calla el no suspiro
sobre el agua...

Mar en perpetua calma,
habla
pronúnciame...


1 comentario:

  1. Invocando al mar siempre; no podía ser de otra manera, viniendo de una poeta que se define a sí misma, como decía la maestra Loynaz: criatura de isla. Un abrazo, amiga.

    Lorena

    ResponderEliminar

INMEDIATEZ

No sé qué contará la historia Tal vez no me interesa. Acudo, como todos, a lo móvil; la inmediatez de un absurdo  en oferta...