22 marzo 2013

CALMA





El mar abre su boca
y me dice al oído
el aire limpio
y calla el no suspiro
sobre el agua...

Mar en perpetua calma,
habla
pronúnciame...


1 comentario:

  1. Invocando al mar siempre; no podía ser de otra manera, viniendo de una poeta que se define a sí misma, como decía la maestra Loynaz: criatura de isla. Un abrazo, amiga.

    Lorena

    ResponderEliminar

ÉRASE UN HABRÁ

Hubo una vez una vez en el bosque de sueños lunas luneras desperdigadas bajo la manta. Érase que se era un… mamá, cuéntame un cuento, ...