14 febrero 2012

PRODIGIO

Tu mano es el milagro
porque su sola presencia me sostiene
en esos días demasiado permeables
cuando todo es arpegio
y es arpa
y tambor y trompeta,
y adagio y guitarra
y redobla y estalla
Cuando todo estalla
tus manos hablan
para que yo regrese cargada
de música y presagios
y se obre el milagro 

5 comentarios:

  1. María Begoña Fleitas Morales16 de febrero de 2012, 10:46

    Se nota que tienes la batuta en tus manos, Isabel
    tanta música para tanto ignorante que anda suelto!!

    ResponderEliminar
  2. Poderosa mano esa, capaz de obrar milagros tan sutiles y hermosos como este poema, donde el amor y las necesidades que de él se desprenden trasciende a estos versos.

    ResponderEliminar
  3. Como se nota tu gran amor por la poesia; que fácil fluye de tu mente cualquier tema.Me gustaría aprender contigo, hacer versos, saber expresar los sentimientos. Me resulta muy dificil. Te admiro

    ResponderEliminar
  4. También yo admiro esa facilidad tuya que se desprende de cada verso. Especialmente bonito este homenaje a la música a través del prodigioso hacer de una mano.

    Felicidades Isabel.

    ResponderEliminar
  5. Me gustó mucho.
    Las manos dan, o quitan; son extremo, o refugio; hieren o aman; son contraste: SON
    Son de alguien. De alguien que reconocemos...

    ResponderEliminar

INMEDIATEZ

No sé qué contará la historia Tal vez no me interesa. Acudo, como todos, a lo móvil; la inmediatez de un absurdo  en oferta...